Nuestra historia

Campo de té happy-lab

Happy-Labes una historia de pasión, tradición y de búsqueda de la felicidad. Emilio encontró a Joseph en un tranquilo laboratorio ubicado entre las montañas de los Pirineos.

Él es el maestro artesano de las infusiones que le hechizó con su sabiduría y su savoir faire. Joseph huyó hace tiempo de la ciudad para aterrizar en este paraje de campos verdes, olores exuberantes y tiempo ralentizado.

En su laboratorio, rodeado de recetas, le enseñó los secretos de la fórmula perfecta con las hojas, las flores de incomparables aromas y las especias de tierras lejanas. Esta fórmula se rebautizó como Happy-Lab.

Happy-Lab es nuestro momento, nuestro sueño, nuestra felicidad. ¿Te unes a la revolución Happy?